¿Te atreves a aprender un nuevo idioma? 5 consejos para escoger cuál es el mejor para ti

Profile PictureFlag
Sebastian Spanisch
4. November 2017
478
4 Minuten
Empezar a aprender un nuevo idioma es un gran reto y una gran iniciativa. Requiere de mucha dedicación y perseverancia, y es una decisión que puede cambiar completamente el resto de tu vida. Para poder determinar qué nuevo idioma aprender, existen varios criterios objetivos y subjetivos que debes considerar. Aunque no hay cómo juzgar de manera ecuánime si un idioma es "mejor" o "más útil" que otro, existen algunos factores que te pueden ayudar a decidir cuál es el adecuado para ti.

1. Las intenciones

Las intenciones con las quieres aprender un nuevo idioma son las más importantes para determinar cuál te será más útil; no se trata de aprender por aprender, sino que realmente valga la pena el esfuerzo. En otras palabras, no es bueno si aprendes, por ejemplo, latín, sólo para descubrir que no lo usas en absoluto porque todo lo que realmente querías era poder hablar con tus amigos lejanos. Por lo tanto, piensa cuidadosamente cuál es la razón por la que prefieres un idioma en particular.

También, debes hacerte las siguientes preguntas: ¿por qué quiero aprender un segundo idioma? ¿cuál es el objetivo? ¿me servirá a largo, corto o mediano plazo? ¿qué beneficios obtendré de ese nuevo idioma? ¿me ayudará de manera personal y laboral? ¿cuánto tiempo me tomará en aprenderlo? ¿qué tan popular idioma? ¿me gusta ese idioma? Estas preguntas te ayudarán a determinar qué lenguaje es el correcto para tu situación y la intención real por la que te inclinas a esa lengua.


2. La motivación
Si no te sientes motivado para aprender, será un proceso lento. Cuando no disfrutas de lo que estás haciendo, tu cerebro encontrará la manera de evitar la actividad y probablemente dejarás atrás el estudio. No te dejes llevar por los mitos y rumores cuando aprendes un nuevo idioma, estas circunstancias hacen que muchas veces te bloquees y sientas que no eres capaz. Por eso, es muy importante reconocer tus intenciones, para que la motivación llegue sola y aprendas con gusto.

Sea cual sea tu causa personal o laboral, debes de tenerla siempre presente, ya que al aprender un nuevo idioma pueden llegar momentos de frustración, desesperanza, o que quieras dejar todo atrás. Tu motivación será el motor más grande para combatir estos sentimientos y tener muy claro cuáles son tus objetivos y metas por lograr; teniendo continuamente esto en mente, estarás feliz y motivado para empezar con ese idioma que tanto has querido aprender.


3. El alcance del idioma
Algunos idiomas son hablados por sólo dos hablantes vivos en el mundo, otros son hablados por miles de millones. La objetividad va de la mano con los hechos, estadísticas y análisis que deben de tomarse en cuenta para tener la información clara y precisa a la hora de tomar la decisión asertiva. Considera que actualmente las estadísticas no se basan únicamente en el idioma hablado; el Internet ha formado una gran parte de estos datos ya que es el medio de comunicación más grande en la actualidad.
El chino mandarín y el inglés son hablados por más de mil millones de personas en el mundo. Una ligera diferencia entre los dos es, mientras que los hablantes de mandarín son por lo general completamente fluidos, porque la gran mayoría son hablantes nativos y también porque se concentran en una región asiática determinada; el inglés es el más popular ya que su diversificación y expansión geológica es mucho mayor.

El español es el siguiente idioma con más de 500 millones de hablantes en todo el mundo. Además de varios cientos de millones de personas en América Latina y España, el español es hablado aproximadamente por el 12% de la población de los EE.UU.

El francés es hablado por alrededor de 340 millones de personas, no sólo en Francia y Canadá, sino también como lengua franca en 31 países africanos, y es uno de los idiomas más comúnmente utilizados en Internet.

El árabe es hablado por alrededor de 290 millones de personas; sin embargo, "árabe" no se refiere a un sólo idioma, sino a una amplia gama de "dialectos", algunos de los cuales no son mutuamente inteligibles. Hay una forma estandarizada de árabe llamada Modern Standard Arabic. Aunque no hay hablantes nativos del árabe estándar moderno, la mayoría de los hablantes de varios dialectos árabes lo entienden y pueden usarlo si es necesario.
El ruso es hablado por alrededor de 260 millones de personas, es una lengua franca en la mayor parte del antiguo Bloque del Este. Es el segundo idioma más popular en Internet (después del inglés).

El portugués también es hablado por cerca de 260 millones de personas y se usa en Brasil, Portugal y varios países africanos.
El alemán es hablado por alrededor de 200 millones de personas. Es el tercer idioma más utilizado en Internet. Se habla principalmente en Europa Central.


Los idiomas más populares en Internet según el número de usuarios:

  1. Inglés (27,3%)

  1. Chino (22,6%)

  1. Español (7,8%)

  1. Japonés (5,3%)

  1. Portugués (4,3%)

  1. Alemán (4,0%)

  1. Árabe (3,3%)

  1. Francés (3,2%)

  1. Ruso (2,5%)

  1. Coreano (2,1%)

4. La facilidad de aprendizaje
No todos los idiomas son igualmente difíciles de aprender para todas las personas. Si un idioma nuevo es difícil o fácil de aprender depende principalmente de los idiomas que ya hablas. Lo difícil que pueda llegar a ser aprender otro idioma depende, de cuál es nuestra lengua materna. Si nuestro idioma nativo está dentro de la misma familia del lenguaje que tratamos de aprender, el aprendizaje será mucho más rápido.

Si tu lengua nativa es el español los idiomas más fáciles para aprender son:

  • Italiano

  • Francés

  • Portugués

  • Latín

  • Inglés

  • Catalán

  • Rumano

  • Alemán (fácil en la pronunciación, difícil en la gramática)

Los más difíciles para el hispanohablante son:

  • Árabe

  • Chino

  • Japonés

  • Ruso

  • Hebreo

  • Polaco

  • Serbio

  • Coreano

5. Las oportunidades de crecimiento laboral
Contar con la capacidad de hablar más de dos idiomas es una ventaja competitiva en el amplio mundo laboral. Actualmente, el 29% de los puestos de trabajo ofertados piden el conocimiento de por lo menos una lengua extranjera, porcentaje que aumenta cada año al reconocer la importancia que tienen las comunicaciones globales hoy en día. La gran mayoría de las empresas nacionales tienen como objetivo convertirse en globales e internacionales, esto implica que las jefaturas o puestos más altos deben de saber 3 idiomas para poder crear relaciones, expandirse y hacer crecer la empresa.

El inglés es el idioma más demandado por las empresas. Representa un 86% de los puestos de trabajo en los que piden el uso de otros idioma, así que saber inglés te abre muchas posibilidades para trabajar. El segundo idioma más solicitado es el francés, aunque sólo en un 9% de los casos. El tercero es el mandarín o japonés, debido al gran crecimiento económico y tecnológico que estos países de Asia tienen. Las relaciones con el comercio exterior, así como las importaciones y exportaciones de bienes y productos han hecho que muchas personas se interesen por estos lenguajes y generen relaciones laborales internacionales.

Recuerda que el idioma que escojas debe estar relacionado directamente con tu motivación, tus intenciones y tus objetivos. Logrando esto, podrás aprender un segundo idioma o tercer idioma antes de lo que te imaginas.

Für Sie ausgewählte Artikel